¿Te gustaría aprrender ASP.NET Core Empresarial?
Tenemos lo que necesitas .¡Haz clic aquí!

Seguramente la gran mayoría de los desarrolladores que trabajan usando herramientas Microsoft han oído hablar bastante de .NET Core en los últimos tiempos. Incluso quizás muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de trabajar con este nuevo framework y conocer sus principales características y se nos ha presentado alguno que otro inconveniente que ofrece sobre el ya clásico .NET Framework.

Lo esencial que debes saber es que .NET Core es una implementación del estándar .NET que, al igual que otras implementaciones como .NET Framework o Mono, incluye todo lo necesario para crear y ejecutar aplicaciones: como los compiladores, las bibliotecas de clases básicas o la máquina virtual o runtime que proporciona el entorno donde se ejecutan las aplicaciones.

En otras palabras, con .NET Core puedes crear una aplicación con lenguajes como C# o VB.NET, utilizar en ella clases básicas como las habituales stringint o List<T>, compilarla a bytecode CIL y ejecutarla en tu ordenador.

Entonces, ¿Porque elegir .NET Core? 

1. NET Core es nuevo, y escrito prácticamente desde cero

.NET Core es, en muchos sentidos, un reboot de .NET Framework y ha tenido que ser reescrito desde cero. Obviamente se han aprovechado las APIs, ya estandarizadas y conocidas por todos los desarrolladores, pero internamente se han vuelto a implementar muchos componentes para poder lograr los ambiciosos objetivos que se plantearon en su diseño.

2. .NET Core es open source

Aunque determinados componentes del stack clásico, como ASP.NET MVC o Entity Framework, habían sido publicados bajo licencias open source, .NET Framework no era un marco de trabajo abierto en su totalidad y aún tiene piezas distribuidas bajo licencias propietarias.

.NET Core es un proyecto completamente open source desde sus orígenes. De hecho, aunque dirigido y soportado oficialmente por Microsoft, el proyecto pertenece a la .NET Foundation y en su desarrollo están involucrados activamente cientos de desarrolladores de todo el mundo, que pueden participar en su diseño y realizar contribuciones de cualquier tipo al framework.

3. .NET Core es multiplataforma

Sin duda, una de las características .NET Core que más lo diferencian respecto a sus predecesores es su capacidad real de funcionar en múltiples plataformas, incluyendo algunas impensables hace sólo algunos años, como Linux o macOS.

Los SDK y runtimes están disponibles para una gran variedad de sistemas operativos y distribuciones (Windows, macOS, Ubuntu, RHEL, Debian, Fedora, CentOS…), lo que hace que sea posible desarrollar aplicaciones sobre cualquiera de las plataformas soportadas y ejecutarlas también sobre cualquiera ellas. De esta forma, ahora sería totalmente posible, por ejemplo, programar una aplicación en Windows y ejecutarla en un Mac, o desarrollarla en Mac y ejecutarla en una distribución Debian de Linux.

De la misma forma, es compatible con distintas arquitecturas de procesador, como x64, x86 o ARM, lo que posibilita su uso en diversos tipos de dispositivo.

4. .NET Core es modular

.NET Framework es un bloque monolítico que ha ido creciendo con el tiempo hasta convertirse en algo difícil de manejar. Por ejemplo, las distintas versiones o revisiones actualizan el framework completo, muchas veces sobrescribiendo las versiones anteriormente instaladas (con los problemas que esto podría provocar). También, suelen estar bastante distanciadas en el tiempo, porque se trata de actualizaciones completas del marco de trabajo.

En cambio, .NET Core está formado por distintas piezas distribuidas a través de paquetes NuGet. De esta forma, las correcciones a bugs o mejoras en componentes concretos pueden distribuirse y actualizarse de forma independiente al resto, sólo actualizando el paquete correspondiente. Sin duda, un modelo mucho más ágil y eficiente que el anterior, y que permite un ritmo de evolución mucho más rápido.

5. Las operaciones principales de .NET Core se realizan desde línea de comandos

Para conseguir ser cross platform real, era absolutamente imprescindible que las herramientas de .NET Core estuviesen disponibles en Windows, Linux y Mac. ¿Y cómo conseguirlo de la forma más sencilla? Pues acudiendo al denominador común: la línea de comandos.

A diferencia de .NET Framework, donde a veces nos encontrábamos casi obligados a utilizar Visual Studio, para compilar, ejecutar, testear o publicar aplicaciones .NET Core basta con tener a mano la línea de comandos de cada sistema operativo y utilizar las órdenes de la CLI (Command Line Interface) proporcionada por el framework.

6. .NET Core puede distribuirse de varias formas

.NET Framework se distribuye a través de paquetes descargables que se instalan en el equipo de forma única, es decir, sólo puede existir una copia a nivel de equipo. Además, determinadas versiones (principalmente actualizaciones) sobrescriben la versión instalada anteriormente, por lo que puede dar lugar a problemas si tenemos aplicaciones que dependen de versiones específicas.

.NET Core es mucho más flexible en este sentido: el framework puede estar instalado a nivel de equipo, como .NET Framework, pero también podemos hacerlo a nivel de usuario o incluso a nivel de aplicación (es decir, que cada aplicación incluya su propia copia de .NET Core).

Además, distintas versiones y revisiones pueden convivir sin problemas en el mismo equipo.

Te esperamos en los siguientes artículos en donde hablaremos mas acerca de estos temas, los cuales hoy en día son de vital importancia en el mundo de la tecnología.

¿Te gustaría aprrender ASP.NET Core Empresarial?
Tenemos lo que necesitas .¡Haz clic aquí!

About Author

NGuerrero

0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios.
Ver todos los comentarios
0
¿Te gusta este articulo? por favor comentax
()
x
Abrir chat
¿Quieres aprender a programar?
Hola 👋,
¿Te interesa información de nuestros cursos?